Tomen tiempo para jugar (especialmente durante Covid-19)

Tomen tiempo para jugar (especialmente durante Covid-19)

Hemos hablado mucho sobre la importancia para los niños de las rutinas y la consistencia, sobre todo en momentos como estos de incertidumbre y estrés. Es cierto que los niños se desempeñan mejor cuando sus días son tan predecibles como sea posible y saben qué esperar. Pero hay otra cosa que necesitan los niños: ¡el tiempo para jugar! En entradas de blog anteriores, hemos presentado la importancia del juego para el desarrollo del cerebro infantil, al igual que las maneras en las que el juego fortalece y nutre la relación padre-hijo.

Los niños también procesan y superan eventos difíciles o incluso los traumáticos a través del juego. Los niños todavía no saben cómo platicar sobre sus sentimientos de la misma manera que los adultos, así que pueden dibujar o actuar las cosas para procesar sus experiencias y emociones. Es posible que re-actúen eventos estresantes, dándoles un nuevo final como una manera de procesar y tomar control de las situaciones temerosas.

Y el juego no estructurado es una de las mejores maneras para que los niños procesen eventos estresantes, o simplemente se diviertan. El juego no estructurado quiere decir que no tenga guion ni reglas, pero que el juego cambie y puede ser diferente cada vez que jueguen. Esto anima a los niños a usar sus imaginaciones, tomar sus propias decisiones y resolver sus propios problemas, lo cual les otorga un sentido de control en momentos de incertidumbre o ansiedad.

Al dejar que su niña o niño tome las riendas en el juego, le permite escoger lo que van a jugar y seguir el curso de sus propias ideas en el transcurso del juego. No quiere decir que usted no diga nada. Sino, usted puede aumentar la experiencia de su niño o niña al hacerle preguntas sobre el juego, o inventar obstáculos o dificultades para que practique cómo buscar soluciones (¡Oh, no! ¡La vía del tren no aguanta el peso de tanto tesoro! ¿Qué podemos hacer?”). Nada más, sea consciente de hacerlo en pequeñas cantidades para que su niño o niña siga guiando la dirección del juego.

Estas distinciones son útiles porque durante estos momentos de Covid, es más probable que usted sirva de compañero/a de juego de su niña o niño, y los adultos tienen la tendencia natural de dirigir el juego. Es tan importante en estos momentos de estrés e incertidumbre que sus niños dirijan su juego para procesar las ansiedades que pueden estar sintiendo.

¿Cómo se aumenta la cantidad del juego no estructurado? Pues, primero, ¡dedique tiempo en su horario para el juego no estructurado! Aunque sean solamente 15 minutos todos los días. Como dijimos anteriormente, los niños necesitan tanto las rutinas consistentes y predecibles, como un sentido de control sobre sus vidas.

Trate de tener a su alcance materiales que animen el juego menos estructurado. Por ejemplo, los muñecos de superhéroes específicos a menudo vienen con su propia historia que los niños pueden seguir, mientras que una caja reciclada ¡podría ser un sinfín de cosas! Lo lindo es que los materiales que animan el juego no estructurado e imaginativo no son juegos caros de marca. Las sobras de madera, los palitos, las piedras, las sábanas y cobijas viejas, materiales de reciclaje como cajas de cereal, cartones de huevos, la ropa y bolsos viejos, etc. son buenas opciones para el juego no estructurado.

Las actividades de arte y manualidades también proporcionan buenos momentos para que los niños se expresen libremente y experimenten el juego sensorial. Papel en blanco, (actualmente estamos usando las bolsas de papel del supermercado para que las pinten), arcilla y otros materiales para modelar, los artículos reciclados nombrados anteriormente, cuentas, hojas, pintura, y goma para irlo juntando todo.

Además del tiempo del juego, todavía puede ayudar a los niños a tener un sentido de control al darles más opciones dentro de las expectativas o las rutinas, “¿quieres la paleta azul o la roja? ¿cuál libro leemos primero? ¿quieres pintar o colorear?”

El tener suficiente tiempo durante el día para tomar sus propias decisiones y estar en control de su destino (aunque sea solamente en sus imaginaciones) ayuda a los niños a sobrellevar tiempos de incertidumbre.

Text: © Kids In Transition to School 2020

Image: © Olena Yakobchuk | Dreamstime.com

Livia Carpenter
Livia Carpenter is the Clinical Supervisor for KITS. She has been with the organization since 2008. Livia has a passion for working with kids from high risk backgrounds, which began when working with foster children prior to coming to OSLC. When she is not inspiring those she works with, she reads, tries new recipes, makes art, and really enjoys a good, whole-hearted belly laugh.

0 Comments

Leave a reply