Tips para prosperar en el primer mes de kindergarten

Tips para prosperar en el primer mes de kindergarten

La transición al kindergarten puede ser un momento emocionante y también difícil para los niños y sus papás. A los niños se les están presentando nuevas reglas, rutinas, horarios, personas, y muchas experiencias diferentes a las que habían tenido antes. ¡Todo esto puede ser agotador! Aunque la transición puede ser trabajoso, también será un momento lleno de aprendizaje y diversión. Aquí hay algunos tips para que el primer mes del kindergarten les sea más suave:

Establezca rutinas consistentes para antes y después de la escuela.

Una rutina consistente para alistarse para la escuela puede hacer que la mañana les sea más fácil. De esta manera, podrán salir de la casa sintiéndose listos para el día. Haga una lista de las cosas que usted y su niño/a necesitan hacer en la mañana. Una manera de ayudar a su niño/a a seguir esta rutina es crear una lista visual de las tareas que deben hacer. Enseñe esta rutina a su niño/a la noche anterior para que sepa qué esperar al día siguiente. Crear una rutina de mañana y dar a su niño/a una herramienta, como una lista, para autogestionarse, puede ayudar a aumentar su independencia y autoestima.

Puede ser un poco abrumador tratar de rastrear todo el papeleo, las tareas, las mochilas, y otros útiles escolares durante el primer mes de la escuela. Tener un lugar designado donde su niño/a colocará todas estas cosas tan pronto como llegue de la escuela puede ayudar a que las cosas no se pierdan en el ajetreo.  Enseñe a su niño dónde están estos lugares y lo que espera de él o ella cuando llegue de la escuela. Por ejemplo, “Cuando entres en la casa, pon tu mochila cerca de la puerta y tu carpeta sobre la mesa.” También puede ser útil establecer la rutina de chequear la mochila de su niño/a en cuanto llegue para saber lo antes posible qué es lo que tiene que hacer o qué papeles tiene que llenar y entregar en la escuela.

 Establezca un lugar para el descanso.

 Después de un largo día de kindergarten, los niños han recibido mucha información nueva y a lo mejor están cansados. Puede advertir que su niño está más malhumorado de lo normal. Si su niño/a sabe que hay un lugar donde puede ir a tranquilizarse tendrá una herramienta más para manejar sus sentimientos. El lugar de descanso podría incluir cosas cómodas, como pufs, mantas, y almohadas.  También podría incluir objetos sensoriales como un reloj de arena, plastilina, etc.  Esto podría ser un lugar donde su niño/a puede ir para tomar un par de minutos para tranquilizarse después de la escuela. Su niño/a también podría elegir tranquilizarse en este lugar en cualquier momento cuando está sintiéndose muy inquieto/a.

 Mantenga una conexión con la escuela de su niño/a.

 Una conexión fuerte con la escuela puede suavizar la transición al kindergarten. Los estudios científicos demuestran que la conexión de los papás con la escuela puede mejorar el desempeño académico, aumentar el deseo de aprender, y animar actitudes positivas sobre la escuela. Las escuelas también reciben un beneficio de la conexión con los padres de familia porque los papás aportan ideas sobre cómo los maestros pueden mejor apoyar a sus niños. La comunicación con los maestros a través del correo electrónico, la lectura de los boletines, la asistencia a los eventos escolares, y el prestarse como voluntario/a cuando pueda, son buenas maneras de mantener la conexión y crear un vínculo con la escuela de su niño/a.

Dedique tiempo al autocuidado personal

Esta transición es muy grande, así que ¡no se olvide de cuidarse de sí mismo/a! Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, ¿verdad? Cuando nuestras vidas se ponen muy ajetreadas, es importante comprometerse al autocuidado personal. No podemos considerarlo como algo que hacemos cuando haya tiempo. Una manera efectiva de priorizar el autocuidado personal es hacer un plan concreto. Piense, “qué es algo pequeño que puedo hacer para mí mismo/a hoy día?” Al planificar actividades más grandes de autocuidado personal piense, “qué es algo que puedo hacer para mí mismo/a esta semana?”.

El autocuidado personal también puede practicarse en familia para reducir el estrés. El practicar el autocuidado personal en familia incluye cosas como comer juntos, hacer juegos juntos, dar un paseo, ir al parque, o incluso simplemente tomar tiempo de jugar juntos.

Anime el juego libre no estructurado.

 La transición a la escuela es un momento muy ocupado para su niño/a. El día escolar incluye mucha estructura lo cuál puede ser algo nuevo para muchos niños. Proporcione a su niño/a tiempo de jugar de una manera no estructurado y usar su imaginación. Puede ser con el arte, los bloques, los legos, la plastilina, los juegos al aire libre, etc. ¡Juegue con ellos! Pero permitan que ellos dirijan el juego (¡dentro de los límites razonables, por supuesto!).

Manténgase positivo/a y fomente “una mentalidad de crecimiento”.

 Los niños enfrentan muchos desafíos en el kindergarten. Podemos ayudarlos a crecer a partir de estos desafíos al fomentar “una mentalidad de crecimiento”.  Una mentalidad de crecimiento es la perspectiva que los desafíos, en vez de obstáculos, son oportunidades y el esfuerzo que hacemos es más importante que los resultados. Su niño/a en kindergarten estará aprendiendo cosas nuevas que a lo mejor serán difíciles para él o ella. Usted quizás escuchará cosas como “No puedo hacerlo”. Valide sus sentimientos de frustración, elogie sus esfuerzos, y anímelo a seguir intentando. En vez de decir “No puedo hacerlo”, pídale que diga “No puedo hacerlo todavía”, y modele esta mentalidad con su propio lenguaje. Hable sobre las cosas difíciles para usted como oportunidades de aprender y normalice las dificultades (desafíos) que encuentra. Independiente de los resultados, elogie a su niño/a por hacer su mejor esfuerzo y seguir intentando.

¡La transición al kindergarten es una aventura! Su niño/a está aprendiendo un montón y está en una etapa clave de su desarrollo. ¡Manténgase positivo/a y diviértase!

Nollie has worn multiple hats while working with the KITS Program. When she was a student at UO she was an assessor on the KITS research projects, a teacher in our school readiness groups, and a childcare assistant. Since then, she has taught KITS groups for 4J and coached other educators to implement the KITS Program.

0 Comments

Leave a reply