¡Tallen sus calabazas y aprendan a la vez!

¡Tallen sus calabazas y aprendan a la vez!

¿Por qué no inyectar sus actividades de Halloween con diversión adicional?  ¿¡A quién no le encanta el aprendizaje integrado!? Aquí proponemos algunas ideas divertidas para darle vida (y aprendizaje) a su tradición anual.

Para los niños pequeños, tallar las caras en las calabazas proporciona una oportunidad perfecta para practicar reconocer las emociones. Al planificar qué tipo de cara de Jack-o-lantern tallarán, empiece con estas ideas:

  • Pueden empezar con un dibujo de las partes de la cara que quiere tallar. Esto ayuda a llamar la atención de su niño/a a lo que hacen las diferentes partes de nuestras caras con diferentes expresiones para ayudarlos a reconocer y dibujar los sentimientos. La boca, las cejas, y el entrecejo a lo mejor son las más distintivas.
    • ¿Qué figura tiene la boca de cada sentimiento que podrían tallar en sus calabazas? ¿Apunta hacia arriba y es amplia como una sonrisa, o apunta hacia abajo en un gesto triste? ¿O muestra los dientes como cuando estás muy enojada?
    • ¿Y las cejas? ¿Se juntan como la letra ‘V’ en medio de la frente como cuando estás enojada, están levantadas a los lados de los ojos como cuando estás sorprendida, o apretadas como cuando sientes temor?
    • ¿Los ojos están muy abiertos como cuando tienes miedo o entrecerrados como cuando sonrías muy grande?
  • Otra manera de hablar sobre cómo reconocer las expresiones faciales es mirando en el espejo con sus niños mientras practican los nombres de los sentimientos y sus caras correspondientes. Ayude a su niño a reconocer los sentimientos al hacer preguntas sobre cómo son las caras. ¿Cómo se pone tu cara cuando estás feliz o triste? ¿Enojado o asustado? ¿Qué hacen tus ojos y cejas: ¿están fruncidos? ¿Y tu boca?
  • ¿Ya tallaron sus calabazas? Caminen por su vecindario para buscar los Jack-o-lantern e identificar sus sentimientos. Podría ser como una búsqueda de tesoro con una lista de los distintos tipos de caras que deben encontrar (sonriente, pudriéndose, asustada), y tal vez cosas que no sean calabazas, como una telaraña y un gato negro también.

 Aproveche su experiencia de tallar calabazas como una oportunidad de hablar sobre la exploración científica:

  • Tallar su calabaza puede ser una experiencia para los cinco sentidos al sacar y hornear las semillas. Limpie las semillas en un colador, séquelas, mézclelas con 1 cucharada de aceite o mantequilla y un poco de sal, y hornéelas en una sola capa a 350 grados Fahrenheit por 25-30 minutos, revolviéndolas un par de veces.
  • Platiquen sobre el problema de la descomposición y anime a sus niños a pensar en cómo retrasar el proceso natural de descomposición de sus Jack-o-lantern. ¿Por qué las calabazas empiezan a descomponerse rápidamente después de ser talladas? La parte interior se expone al oxígeno, empieza a secarse, entran las bacterias y los bichos, acumula la humedad en la base, etc.
  • ¿A sus niños se les ocurren maneras de resolver el problema de la descomposición? ¿Tienen ideas sobre cómo conservar la calabaza por más tiempo? No reduzca el pensamiento creativo a las soluciones posibles, anime a los niños a pensar en lo imposible. Por ejemplo: ¿dónde puede haber menos oxígeno? ¿sería posible cubrir todas las áreas expuestas en algo que las mantenga libres de bacteria e insectos? Hay un rango amplio de ideas incluyendo: meterla en la refrigeradora cuando no está en uso, cubrirla en cera, plástico, o esmalte de uñas, lanzarla al espacio ultraterrestre, etc.
  • ¡Intenten un experimento científico! Piensen en o investiguen maneras que ‘quizá’ ayudarían a conservar las calabazas y ¡prueben sus teorías con calabazas de verdad! A continuación hay algunas ideas que se han propuesto para prolongar la vida de los Jack-o-lantern. Para experimentar: recorte y quite la parte de abajo de una calabaza, rocíe otra con cloro diluido, y talle la tercera como de costumbre. Utilicen sus cerebros científicos para observar la velocidad de descomposición de las tres calabazas durante una semana. Así podrán determinar cuál estrategia funcione mejor. Saquen fotos para capturar más precisamente las diferencias día a día.
    • Quite la parte de debajo de la calabaza en vez de la parte de arriba: aumenta el flujo de aire, previene la acumulación de humedad en la parte de abajo, y ¡hace más fácil prender la vela sin quemarse! (Prenda la vela y coloque encima el Jack-o-lantern)
    • Para conservar la calabaza: mezcle 1 cucharada de cloro (o jabón de castilla de menta) por cada cuarto de galón de agua en una botella atomizador y rocié el interior de la calabaza.
    • Aplique vaselina o aceite a las partes talladas de la calabaza para prevenir que se sequen.
    • El jugo de limón previene que las manzanas se oxiden…¿funciona igual en las calabazas talladas?
  • Otras habilidades del pensamiento creativo: ¿qué hace que un Jack-o-lantern sea un Jack-o-lantern? ¿De qué más se podría tallar un Jack-o-lantern? ¿Hay calabacines descuidados en su jardín? Nabos o incluso manzanas también podrían servir. ¿Otros tipos de zapallos? ¿Podrían pintar la parte exterior de la calabaza?

Esperamos que algunas de estas ideas aumenten la experiencia de su familia en esta temporada de las calabazas. ¿Van a hacer una fiesta para tallar calabazas con distanciamiento social? ¿Tienen sus propias tradiciones para tallar calabazas? ¡Nos encantaría escuchar de ustedes!

Text: © Kids In Transition to School 2020

Image: © Rawpixelimages | Dreamstime.com

Livia Carpenter
Livia Carpenter is the Clinical Supervisor for KITS. She has been with the organization since 2008. Livia has a passion for working with kids from high risk backgrounds, which began when working with foster children prior to coming to OSLC. When she is not inspiring those she works with, she reads, tries new recipes, makes art, and really enjoys a good, whole-hearted belly laugh.

0 Comments

Leave a reply