¿¡¿Qué tiene de aterrador la resbaladilla de verano?!?

¿¡¿Qué tiene de aterrador la resbaladilla de verano?!?

Resbaladilla de verano. Suena como un juego divertido en un parque acuático. Pero los padres de familia están aprendiendo que esta frase puede causar algo de terror. Es el término que usamos para describir la cantidad de logros ganados que los niños podrían perder durante el descanso de verano o mientras esperan entrar a la escuela por primera vez. Y la pérdida puede ser significativa, según la habilidad o el grupo de niños de que se trate. Entonces, ¿qué pueden hacer los padres para evitar la resbaladilla de verano?

Primero, sepa que hay mucho debate sobre la resbaladilla de verano. Como dijimos antes, parece afectar a distintos grupos de niños y a distintas habilidades de distintas maneras. Pero a fin de cuentos: no queremos que los niños dejen de aprender, incluso en el verano. Así que, vamos a seguir nuestros propios consejos sobre cómo ayudar a los niños a aprender nuevos hábitos: no les vamos a decir lo que NO deben hacer (“No dejen que la resbaladilla de verano sorprenda a sus niños.”) En cambio, ¡les vamos a ofrecer un par de tips fáciles y económicos sobre lo que PUEDEN hacer para que su niño o niña siga aprendiendo durante todo el verano!

  • Ayude a su niño o niña a LEER. ¡Todo! ¡En todos lados! ¡Todos los días! A lo mejor ya se ha dado cuenta en base a las otras entradas de nuestro blog que nosotros creemos en la lectura. Esta es una habilidad sumamente importante para tantas otras habilidades académicas. Y los libros pueden enseñar muchísimas cosas a los niños, desde los nombres de las letras hasta los nombres de las estrellas, y desde cómo hacer amigos hasta cómo se construyen los submarinos. Si su niño o niña todavía no lee por su propia cuenta, léele. Y si ya lee, sería bueno pedirle que le lea a usted de vez en cuando, para que puedan compartir un rato juntos y para saber qué tipos de libros le gustan. También, tenga presente que pueden leer otras cosas aparte de los libros. Revistas, cómicos, novelas gráficas, poemas, la letra musical, señales. ¡Todo cuenta! La lectura es una de las mejores maneras de seguir aprendiendo muchísimas cosas durante el verano. Vea nuestro infográfico para más tips sobre cómo promover la lectura de verano. 
  • ¡Juegue con las matemáticas! Las habilidades matemáticas parecen sufrir más de la resbaladilla de verano. Ahora, muchos padres a lo mejor están pensando “Pero, ¡no sé cómo enseñar las matemáticas a mi niño!” Entonces, utilice las matemáticas en sus actividades cotidianas. ¿Cómo?
    1. Invente retos matemáticos en las tiendas. Pida a sus niños que suman precios (niños más pequeños) o averigüen los descuentos (niños más grandes). O dígales que imaginen que tienen una cantidad de dinero para gastar (o deles una cantidad) y haga que decidan lo que pueden comprar con su dinero.
    2. Escogen los juegos de mesa que usan las matemáticas. Cualquier juego que requiere que cuenten algo (espacios, fichas, o dinero) ayuda a los niños a practicar las matemáticas. También, juegos como Jenga y otros juegos de construcción ayudan con las habilidades espaciales. O cuando los niños tienen que llevar la cuenta de cuántos puntos tienen, están usando las matemáticas.
    3. LEAN sobre las matemáticas. Nos estamos repitiendo como un disco rayado, pero si leen libros sobre las matemáticas, están haciendo DOS cosas para ayudar a que su niño o niña siga aprendiendo. Para arrancar, vea esta lista maravillosa de libros sobre las matemáticas (en inglés) y otros en español. 
  • ¡Visiten un museo! Su museo local es un buen lugar para aprender sobre el arte, la naturaleza, la historia, y mucho, mucho más. Y muchos museos tienen actividades divertidas para la familia durante el verano. Si le preocupa el costo, vea Museums for All (Museos para Todos), con su lista de los museos que tienen entradas reducidas para que más familias puedan visitar.
  • Exploren el mundo. En el verano muchas familias salen de vacaciones. Si van a visitar un lugar nuevo (o incluso un lugar que ya conocen), piense en las cosas que podría enseñar a su niño o niña acerca de ese lugar. La mayoría de las ciudades y pueblos tienen páginas web con hechos interesantes acerca del lugar. Busque su destino en un mapa para integrar las matemáticas y la geografía al averiguar su distancia de la casa o de los otros lugares que desean visitar. Y ¡considere visitar los museos locales del sitio para aprender más! 

La resbaladilla de verano no debe ser una sombra temible que amenaza a sus niños este verano. ¡Pueden divertirse y seguir aprendiendo a la vez! ¿Qué cosas han hecho para que siguiera el aprendizaje? ¡Nos encantaría escuchar de ustedes!

Image: © Romrodinka | Dreamstime.com

Katherine Pears
Dr. Katherine Pears is a senior scientist at Oregon Social Learning Center (OSLC). She earned her Ph.D in clinical psychology and has worked with OSLC since 1998. Katherine is the principal investigator and co-developer of the Kids In Transition to Schools (KITS) program. Currently, she oversees all the clinical and research activities for KITS. When she’s not in her office, you’ll find Katherine in the kitchen whipping up her latest creation or outdoors hiking a scenic trail.

0 Comments

Leave a reply