Los beneficios de divertirse al participar en “tonterías”

Los beneficios de divertirse al participar en “tonterías”

El mayo es el Mes Nacional de la Concientización de la Salud Mental. Y últimamente ha cobrado mayor importancia la concientización de su salud mental y la de sus niños y otros familiares. Ha sido un año muy largo y difícil para todos. Así que este mes, ¡únase con nosotros para explorar algunas maneras de promover la salud mental de toda la familia!

¿Cuándo fue la última vez que se rio mucho y bien? ¿Así con lágrimas y todo? ¡Resulta que la risa nos hace bien! Puede mejorar la salud mental, otorgándonos sentimientos positivos y así también sentimientos de autoconfianza y autoestima. La risa también ayuda al sistema inmunológico. Además, la risa y su reacción a algo chistoso aumentan el ritmo cardiaco y respiratorio al igual que el ejercicio.

Una buena manera de hacerse reír a sí mismo y a otras personas y que puede involucrar a su familia entera es al ¡ponerse tontito! Ponerse tontito es divertido y nos hace reír. Nos da permiso para hacer las cosas que normalmente no se nos permite, como bailar en la cocina o usar maquillaje de payaso. Por este motivo puede ayudarnos a aliviar el estrés y la tensión.

Algunas personas dirán, “Pero, soy adulto. No tengo la costumbre de ponerme tonto.” O “No me siento cómodo con las tonterías.” En este aspecto podemos dejar que los niños sean los expertos, enseñándonos a divertirnos con gestos, movimientos, y palabras tontos. A los niños LES ENCANTA jugar de esta manera. A lo mejor ha visto cómo se ríe a carcajadas su hija al ver algo que percibe como “tonto”, o cómo se dan ataques de risa los niños al mirarse en el espejo haciendo caritas. Piense en las cosas tontitas que hacen los niños que le hacen reír y ¡júntese con ellos!

O intente algunas de estas ideas para divertirse con “tonterías”:

Armen una fiesta de baile familiar. Ponga la música preferida de su familia y bailen como si nadie los observara. O mejor todavía, vean quién puede hacer reír más a los observadores, con sus movimientos groovy y tontitos. ¡Bailen como un elefante, un gallo, o un ornitorrinco!

¡Disfrácense! Busque las combinaciones más chistosas posibles. Utilice la colección de sombreros de su familia, o combine una tiara con shorts de baloncesto.

Prueben peinados extravagantes. Pónganse el pelo en puntas, coletas, o trenzas. Consigan tintes temporales para el pelo y vean quién puede hacer las combinaciones de colores más sorprendentes. Comprueben cuántas pinzas de pelo pueden meter en el cabello a la vez.

¡Hablen como piratas! Desafíe a la familia a hablar exclusivamente como piratas durante una hora cada día. O cómo una estrella de película. O un DJ. Todos pueden turnarse para escoger un personaje.

Una nota sobre los niños y la tontería. Puede que los más pequeños se pongan súper emocionantes y que les cueste calmarse después. Esto es normal ya que los niños pequeños todavía están aprendiendo a regular sus sentimientos y comportamientos. Pero puede resultar en frustración para los papás, lo cual hace que todos se sientan infelices después de lo que debería haber sido una experiencia positiva. Si sospecha (o sabe) que sus niños pueden emocionarse demasiado durante una actividad familiar de este tipo, intente enseñarles de antemano qué hacer al empezar a sentirse demasiado emocionados. Por ejemplo, “Cuando empiezas a sentirte demasiado emocionado, tomarás un ‘descanso para calmarte.’” Durante su descanso, usted puede tomar respiraciones profundas con él o ella, o puede pedirles a todos que se muevan en cámara lenta. Seguirá siendo super divertido, pero es difícil emocionarse demasiado al moverse l-e-n-t-a-mente. Si sus niños desean continuar la actividad, dígales que pueden volver a participar después de tomarse un tiempito para volver a calmarse.

Al soltarse y participar en las tonterías, puede aumentar su propia salud mental y física, promover la salud de sus niños, y pasar momentos positivos con ellos. Así que, ¡adelante con las tonterías! No se lo diremos a nadie.

Text: © Kids In Transition to School 2021

Image: © Igor Mojzes | Dreamstime.com

Katherine Pears
Dr. Katherine Pears is a senior scientist at Oregon Social Learning Center (OSLC). She earned her Ph.D in clinical psychology and has worked with OSLC since 1998. Katherine is the principal investigator and co-developer of the Kids In Transition to Schools (KITS) program. Currently, she oversees all the clinical and research activities for KITS. When she’s not in her office, you’ll find Katherine in the kitchen whipping up her latest creation or outdoors hiking a scenic trail.

0 Comments

Leave a reply