¡Los adultos también necesitan jugar!

¡Los adultos también necesitan jugar!

Mi resolución para el Nuevo Año es la de vivir más en el momento. Tiendo a volver a cada rato a las listas de las cosas que tengo pendientes. Eso no es de sorprender porque tengo un hogar lleno y muy activo. Tengo que fijarme constantemente en una tras otra cosa. Pareciera que esto se puede llamar “viviendo en el momento”, pero me cansa y frecuentemente me encuentro haciendo las cosas rápidamente solo para conseguir las cosas que me gustan. Esto no es vivir en el momento.

Para mí, lo más interesante e inspirador es que mis niños son maestros de vivir en el momento. Sobre todo cuando están jugando. Juegan a los carros como si fueran los motores en una carrera, o la palanca que vierte la tierra de una volqueta. Mi casa literalmente suena como una ciudad ajetreada, llena de carros, construcción, y canción. Espero que mis tareas domésticas fueran tan fascinantes. He llegado a la conclusión de que, para vivir en el momento, debo mejorar mi habilidad de jugar. Además, debo dedicar más tiempo al juego; con mis niños y conmigo misma.

La Clínica Mayo enumera varias razones por las cuales es importante incluir el juego en la vida adulta. En esencia, dicen que el juego lo/la conduce a la felicidad. ¡Es verdad! Cuando estoy contenta, es más probable que estoy viviendo en el momento presente y disfrutando las cosas pequeñas de la vida. Como mejor y tomo mejores decisiones. Dedico tiempo al ejercicio y disfruto más de un entrenamiento físico más intenso, lo cual quiere decir que duermo mejor.

En esos momentos también tengo más confianza en mi desempeño como mamá. Las pequeñas molestias no me molestan tanto y soy más probable de unirme al juego en vez de postergar los intentos de mis niños de conseguir mi atención. También soy una mejor amiga, pareja, y empleada. Estoy más atenta a las conversaciones y a lo que está pasando en las vidas de las personas a mi alrededor. Tomo más riesgos y estoy más dispuesta y capaz de resolver problemas de una manera creativa.

¿Cómo se comienza a transformar algunos momentos en “tiempo de jugar”? Aquí presento algunos puntos de partida:

Considere la frecuencia y la cantidad de tiempo que tiene disponible para integrar el “tiempo de jugar” en su rutina diaria o seminal. Quizás solo tiene 1 hora por semana o 20 minutos cada par de días. Quizás un día entera dos veces por mes. Lo que funciona hoy puede cambiarse con las estaciones o en base a sus obligaciones. Sea flexible y suave consigo mismo. ¡La idea es que se divierta! J

Juega solo/a o con otros. ¿Es más fácil incorporar el juego en su vida familiar? ¿O solo/a? ¿Con amigos? Aquí presento dos ideas de mi propia familia:

  • Haga una fiesta de baile después de una comida. Puede ser un baile entre usted y sus hijos, y quizás dura solamente 8 minutos. De todos modos, el baile es una buena manera de relajarse. Deje de pensar en sus docenas de listas de cosas que hay que hacer, escoja algunas de sus canciones preferidas y ¡todos a bailar! Considere invitar a algunos amigos o familiares a su fiesta de baile, para que todos se diviertan.
  • “Peleas de nieve” en la casa con calcetines: Amontone sus calcetines y diga a los niños que corran de un lado del cuarto al otro mientras usted les tira las “bolas de nieve” (los calcetines). Él que deja pegarse por una bola de calcetines, tiene que hacer un salto de tijeras (salta de copo de nieve) para volver al juego. A mis niños les encanta tirar los calcetines mientras corro de un lado para el otro, y mis saltos de tijera han mejorado un montón desde que empezamos a jugar de esta manera. No llevamos ningún tipo de puntaje e inevitablemente perdemos un par de calcetines lo cual se convierte en un juego de buscar y encontrar.
  • Aquí hay otros juegos familiares fáciles de armar:

¿Quiere tiempo para jugar con adultos?

  • Piense en su niñez. ¿Hizo un deporte o tocó un instrumento? Vea si hay clubes deportivos para adultos o clases o lecciones comunitarios.
  • Invite a sus amigos a su casa. Podría ser algo tan simple como tomar un café o una comida completa. Podrían agregar un juego de mesa para los adultos mientras los niños juegan entre sí. Esto quizás podría convertirse en una actividad mensual.

Los pasatiempos simples también se incluyen en el juego

  • Coloree en un libro de colorear para adultos.
  • Arregle y mantener un acuario trópico.
  • Enseñe una truca nueva a su perro.
  • Aprenda nuevas técnicas de cocina.

¿Quiere iniciar un pasatiempo más grande? Quizás para poder comprometerse a jugar más, usted necesita un pasatiempo más grande. ¿Quiere aprender a construir una canoa? ¿Tomar una clase comunitaria o en-línea para aprender una habilidad nueva? Quizás hace un rato que está pensando en hacer algo grande como esto, pero no ha podido comprometerse. ¡Tomar los pasos pequeños que le conducirán a su meta también se incluye en el juego! El dedicar tiempo semanalmente o mensualmente para lograrlo es una buena manera de incorporar en su vida un pasatiempo más grande.

¡Existen muchas posibilidades! ¡No se preocupe! Jugar quiere decir: participar en una actividad para divertirse y recrearse. No importa lo que haga, el juego es el juego con tal de que se divierta con poco énfasis en un resultado concreto. ¡Qué maravilla! Algo que puede hacer que no debe tener un resultado predecible aparte de la diversión.

Quizás esta semana lograré mi meta para el Año Nuevo al crear mi propia banda sonora para los momentos cuando estoy lavando los platos o doblando la ropa. Apuesto a que mis niños se preguntarán, ¿Qué estará pasando en la cocina?  ¡Quizás dejarán su juego para unirse al mío! O quizás no. De todas maneras, habré aprendido a salir de mis pensamientos y entrar en mi corazón de niña.

Rachel Morris
Rachel is a Coach for the KITS Program. She started with KITS as the Assessment Coordinator in 2010. When not juggling coaching and schedules for KITS, she can be found in her garden or playing with her kids and dogs.

0 Comments

Leave a reply