¡La solidaridad puede ser una actividad familiar!

¡La solidaridad puede ser una actividad familiar!

Este mes estamos hablando acerca de cómo enseñar la generosidad a los niños y algunas maneras divertidas de dar a los demás. Durante esta época del año muchas organizaciones sin fines de lucro piden donaciones. Involucrar a sus niños en el proceso de donar a una de estas organizaciones es una buena manera de enseñarle la solidaridad.

Uno de los primeros pasos de este proceso es el de hablar con su niño o niña sobre por qué dona usted a ciertas organizaciones. A lo mejor ya tiene la costumbre de proporcionar dinero o su tiempo u otros recursos (como ropa o bienes) a alguna organización durante el año. Describa cómo son estos lugares y por qué los apoya. Sea concreto/a. Por ejemplo, en vez de decir a su niño o niña que da “…porque es lo correcto”, piense en por qué elige estos lugares. Quizás dona al refugio de animales en su comunidad porque de niño adoptó un perro de un refugio y ese perro llegó a ser su mejor amigo. O puede ser que dona al banco de alimentos en su comunidad porque cree que nadie debe padecer hambre. Entre más personal su razón, más probable es que dejará una impresión duradera en su niño o niña. Los estudios científicos muestran que tal impresión puede motivar a los niños a ser más generosos de grande.

También puede motivar a su niño o niña a elegir una organización preferida para donar algo. Quizás ha estado involucrado en actividades en una agencia comunitaria local o le gusta visitar un parque o un área silvestre protegido. Muchos de estos lugares están asociados con una organización sin fines de lucro que levanta fondos para apoyar el mantenimiento de los parques o los áreas protegidas.

También puede ayudar a su niño o niña a elegir una organización en base a sus intereses. Entonces si le gustan los elefantes, podría buscar en línea una organización que ayuda a proteger a los elefantes de los cazadores furtivos. O si a su niño le gusta mucho leer (o que le lean), podría buscar una organización que dona libros a los niños.

Y no es necesario donar dinero. Hay muchas maneras de proporcionar su tiempo u otros recursos en su comunidad. Por ejemplo, durante esta época del año, muchas organizaciones recolectan juguetes o alimentos para las familias con necesidades en la comunidad. Podrían donar un juguete para otro niño o niña.

Donar dinero, tiempo, u otros recursos puede ser una buena actividad familiar. Y cuando enseñamos a los niños la solidaridad, es más probable que continuarán siendo generosos a través de sus vidas.

Katherine Pears
Dr. Katherine Pears is a senior scientist at Oregon Social Learning Center (OSLC). She earned her Ph.D in clinical psychology and has worked with OSLC since 1998. Katherine is the principal investigator and co-developer of the Kids In Transition to Schools (KITS) program. Currently, she oversees all the clinical and research activities for KITS. When she’s not in her office, you’ll find Katherine in the kitchen whipping up her latest creation or outdoors hiking a scenic trail.

0 Comments

Leave a reply