En sus marcas, listos, ¡fuera! Los caminos sensoriales para las habilidades escolares

En sus marcas, listos, ¡fuera! Los caminos sensoriales para las habilidades escolares

Los caminos sensoriales frecuentemente se encuentran en los pasillos escolares para que los niños tomen un descanso y muevan sus cuerpos. Los niños siguen direcciones visuales al seguir el camino. Los caminos sensoriales so buenísimos para mantener ocupados a los niños. También ayudan a desarrollar las habilidades escolares fundamentales como seguir direcciones, el control motriz, la autorregulación, e incluso las letras y los números. Con estos tres pasos fáciles, pueden crear su propio camino en casa para que los niños se diviertan, aprendan, y se muevan a la vez.

Cinta de pintor, recortes simples, o tiza

Los caminos sensoriales pueden ser cortos y simples o más complejos. Pueden construirse afuera con tiza o adentro con cinta de pintor y recortes de papel.

  • Escoja un área con suficiente espacio. Puede ser más fácil pegar los recortes de papel en un piso duro.
  • Crea líneas con cinta o tiza para que los niños practiquen balancear.
  • Crea flechas con cinta o tiza para indicar por dónde deben caminar o brincar los niños.
  • Use recortes de pies y manos para ampliar la acción de los movimientos. Pueden ubicar los pies y las manos para indicar a los niños que gateen, salten en las cuatro patas, brinquen en un solo pie, etc.
  • Si su camino sensorial queda cerca de la pared, puede colocar recortes de manos en las paredes y recortes de pies en el piso para indicar a los niños que hagan flexiones de brazos (lagartijas) contra la pared.

 Use palabras en el camino

Puede usar palabras en el camino para agregar más movimiento y hacer más creativo el camino.

  • Palabras de acción animan a los niños a brincar, dar vueltas, gatear, saltar, correr, galopear, etc.
  • En ciertos puntos en el camino, pueden usar palabras para indicar a los niños que toquen sus pies, se muevan los dedos, toquen sus cabezas, etc.
  • Use palabras para indicar que se muevan como ciertos animales en una porción del camino. Por ejemplo, huellas con las palabras “gatea como un oso”, círculos que dicen “brinca como un conejito”, nenúfares con las palabras “salta como una rana”, etc.

 Ejemplo de un camino sensorial

El siguiente camino sensorial puede hacerse fácilmente en la casa. Utilice cualquiera de las variaciones nombradas anteriormente para ampliar o cambiarlo. Inventen sus propias figuras, movimientos, y más.

  1. Una sección con huellas y la palabra “corra”. Los niños corren hasta llegar al final de las huellas.
  2. Cuatro círculos u otras figuras y la palabra “salta”. Los niños saltarán en cada figura.
  3. Un círculo con la palabra “gira”. Los niños giran un par de veces.
  4. Cuatro nenúfares con la palabra “salta”. Los niños saltan como una rana a cada nenúfar.
  5. Una línea de cinta de pintor, o tiza, con la palabra “balancea”. Los niños caminarán sobre la línea, balanceándose.
  6. Filas de huellas de pata con las palabras “gatea de oso”. Los niños gatean en cuatro patas como una osa en esta sección.
  7. Dos huellas con las palabras “toca tus deditos.” Los niños ponen sus pies en las huellas y tocan los deditos de sus pies.
  8. Una señal de alto indicará el final del camino.

Utilice otros objetos para convertirlo en una pista de obstáculos

El camino sensorial puede convertirse en una actividad más largo al construir una pista de obstáculos.

  • Agregue sillas u otros muebles que los niños tendrán que evitar, pasar por encima, o gatear por debajo.
  • Los tubos de espuma de piscina pueden usarse como viga de equilibrio. Para mayor desafío, tendrán que cargar un objeto redondo en una cuchara (como una pelota pequeña) e intentar mantener el equilibrio en la viga sin dejar caer el objeto.
  • Cajas fácilmente pueden usarse para crear túneles.
  • La pista de obstáculos puede ser aún más retadora con un reloj para marcar el tiempo. Los niños pueden tomar turnos atravesando la pista y marcando el tiempo para ver quién puede hacerlo más rápido o mejorar su mejor tiempo.
  • En un pasillo, pegue serpentinas de papel o cuerda entre las paredes para crear un laberinto (como telaraña o láseres de seguridad). Esto crea un patrón zigzag que los niños tienen que atravesar sin tocar las serpentinas.
    • Se lo puede tratar como un laberinto de láser creando la regla que las serpentinas no se pueden tocar o tienen que empezar de nuevo.
    • Marque el tiempo con un reloj para ver quién puede atravesar más rápido o si puede mejorar su propio tiempo.
    • Una vez que se vuelva más fácil, los niños tienen que pasar una pelota por las serpentinas sin tocarlas.

Para que se diviertan más, los niños pueden tener un rol activo en configurar la actividad. Pida sus ideas sobre cuáles movimientos incluir y deje que recortan las figuras y arreglen las cosas tanto como sea posible según sus habilidades. ¡Diviértense con la configuración de la actividad y al atravestarla!

Text: © Kids In Transition to School 2020

Image: © Valerii Honcharuk | Dreamstime.com

Nollie has worn multiple hats while working with the KITS Program. When she was a student at UO she was an assessor on the KITS research projects, a teacher in our school readiness groups, and a childcare assistant. Since then, she has taught KITS groups for 4J and coached other educators to implement the KITS Program.

0 Comments

Leave a reply