El autocuidado personal: una lección valiosa

El autocuidado personal: una lección valiosa

Queremos que nuestros niños estén felices y sanos, y una gran parte de la salud mental de todos consiste en asegurarnos de tomar el tiempo necesario para cuidar de nosotros mismos. A lo mejor ya lo sabe, pero, ¿lo está haciendo? ¡Quizás no! Una de las razones más comunes por la cual los padres de familia no dedican tiempo al cuidado personal es porque se preocupen de que otras personas piensen que están siendo “egoistas” o que no están dedicando tiempo suficiente a sus niños. Pero el dedicar tiempo a cuidarse de sí mismo/a NO es egoísta. De hecho, es una oportunidad importantísima de enseñar a los niños cómo cuidarse de sí mismo ellos también.

Los niños aprenden un montón de cosas de los adultos en sus vidas. Por eso frecuentemente escribimos sobre la importancia de modelar para su niño/a las habilidades nuevas que está aprendiendo a la vez que enseñarle cómo hacerlo. ¿Cómo podemos esperar que nuestros niños aprendan a hacer algo tan ambiguo como cuidarse de sí mismo/a si no modelamos los comportamientos de forma regular? Para enseñar la importancia de cuidarse de sí mismo, tenemos que demostrar los comportamientos y verdaderamente dedicar tiempo a practicar nuestro propio autocuidado.

¿Y en cuanto a lo que dicen sobre la cantidad de tiempo que dedicamos a los niños? Pues, ¡el cuidado personal lo/la ayudará a atender MEJOR a sus niños! A lo mejor se ha dado cuento de lo difícil que es responder con calma a las dificultades cuando uno se siente cansado/a, sobrecargado/a, y agotado/a. Y los niños, por su propia naturaleza, ponen a prueba los límites de lo que pueden y lo que no pueden hacer. Así que lo seguro es que se requiere un montón de paciencia y estabilidad de parte de los adultos a su alrededor. Es necesario que los papás (y maestros) tomen tiempo para satisfacer sus necesidades mentales, físicas, y emocionales, porque este cuidado personal es fundamental para su habilidad de desempeñarse al máximo en su rol de cuidar a los niños. Los niños necesitan adultos que puedan ayudarlos a regular su respuesta al estrés, la incertidumbre, y los momentos difíciles, porque de esta manera podrán desarrollar su habilidad de hacerlo por sí mismo/a. Cuando los adultos dedican tiempo a cuidarse de sí mismo, tienen más capacidad de cuidar de los niños de una manera tranquila y consistente cuando las cosas se vuelvan difíciles.

A menudo nos enfocamos más en el desarrollo académico y físico de los niños, ignorando que la salud mental y emocional es igual de importante para el éxito en la vida. Así que, la próxima vez que su crítico interior le echa la culpa por tomarse tiempo para el cuidado personal con pensamientos tales como, “¿Y los niños?”, puede responderle de esta manera, “¡Precisamente! Estoy haciendo esto para mis niños.”

Text: © Kids In Transition to School 2019

Image: © Fitzkes | Dreamstime.com

Livia Carpenter
Livia Carpenter is the Clinical Supervisor for KITS. She has been with the organization since 2008. Livia has a passion for working with kids from high risk backgrounds, which began when working with foster children prior to coming to OSLC. When she is not inspiring those she works with, she reads, tries new recipes, makes art, and really enjoys a good, whole-hearted belly laugh.

0 Comments

Leave a reply