Desarrolle sus propios hábitos: 3 maneras de fortalecer la motivación para el cambio

Desarrolle sus propios hábitos: 3 maneras de fortalecer la motivación para el cambio

Como hemos dicho en posts anteriores del blog de KITS, su manera de hablarse a sí mismo puede tener un impacto grande en su resiliencia y motivación. Aquí presentamos un par de trucos creativos que pueden ayudarle a mantener la motivación durante el desarrollo de sus nuevos hábitos.

  1. Enfóquese en el proceso: Reconozca y aprecie los pequeños avances en el camino.

Al establecer metas, es natural enfocarse en el resultado final. Por eso establecemos metas, ¿verdad? Si lograr su meta consiste en un cambio muy grande, puede llegar a ser desalentador, especialmente si los resultados no se ven rápidamente. En vez de enfocarse en el resultado final, reconozca y aprecie el proceso, esos pasitos que toma en el camino hacia su meta.

  • En vez de enfocarse en el resultado final de elaborar y seguir un presupuesto personal o familiar, enfóquese en la meta de pasar 2 horas cada semana en aprender acerca de cómo hacer un presupuesto. En vez de guardar en su mente la meta de perder peso, disfrute del proceso. Felicítese cada vez que camina en vez de manejar o escoge comida sana en vez de papas fritas. Después de todo, son estos pasitos a lo largo del proceso que realmente le conducirán al resultado final.

 

  1. Póngase en los zapatos de su ser futuro.

Las investigaciones demuestran que la mayoría de la gente tiene un sesgo cognitivo hacia las decisiones que benefician el ser presente por encima de las que beneficiaría el ser futuro. Por ejemplo, la mayoría de la gente escogería $100 ahora por encima de $200 en dos años. O escogerían comer un dulce pequeño ahora por encima de un dulce más grande en una semana. Sin embargo, las personas que se identifican más con su ser futuro, parecen tomar más decisiones que les beneficiarán al largo plazo. Cuando está motivándose a iniciar un nuevo hábito que demorará en mostrar su resultado final, trate de ponerse en sus zapatos futuros. Imagine lo bien que se sentirá en el futuro después de haber hecho una elección difícil hoy, y lo agradecido/a que estará por haber iniciado ahora el duro cambio. Utilice esta estrategia con el reconocimiento de los pequeños avances y un enfoque en el proceso para dar un empujón a su persistencia.

  • Visualice lo bien que se sintió la vez pasada al terminar de hacer ejercicio, y aunque realmente no tiene ganas de salir a correr ahora, enfóquese en lo bien que se sentirá al haberlo terminado. O lo aliviado/a que estará al pagar las cuentas hoy, para no tener que preocuparse por ello durante la semana ajetreada. Luego, cuando haya logrado este pasito hacia establecer el nuevo hábito, enfóquese en lo bien que se siente en ese momento, y felicítese mentalmente por haber dado seguimiento a su objetivo.
  • En vez de esperar a que haya logrado su meta para apreciar su duro trabajo, celebre cada día o semana de haberse quedado con el proceso. ¿Cuáles son los pequeños logros que quiere celebrar al final de esta semana? El viernes, cuando reflexiona sobre la semana pasada, ¿qué tan bien se sentirá al reconocer los pasos que logró esta semana y que le están llevando hacia su meta? Cuando empieza a sentirse atascado/a durante la semana, pregúntese: ¿de qué logro quiero sentirme orgulloso/a al llegar el viernes? Y por supuesto, ¡tome el tiempo cada viernes para celebrar los pequeños avances que logró durante la semana!

 

  1. Crea en sí mismo/o.

Un factor importantísimo en su habilidad de cambiar hábitos difíciles es el creerse capaz de lograr el cambio. Una manera de pensar en el desarrollo de su habilidad de resistir la tentación es la de replantear la manera en que se habla a sí mismo/a sobre lo que “no puede” tener o hacer.

  • En vez de decirse, “No puedo tener o hacer eso”, diga, “Puedo tener o hacer eso, pero elijo no tenerlo o hacerlo.” Y cuando elije no hacerlo, reconozca y aprecie su dedicación a cada pasito, y sepa que si lo puede hacer en este momento, ¡lo puede hacer nuevamente! “Puedo sentarme en el sofá y mirar televisión, pero elijo lavar los platos primero. ¡Voy a agradecerme mañana cuando tengo cucharas limpias para el desayuno!”

TRUCO BONUS!

Haga un recordatorio visual de su meta.

Lo que no se ve, no se tiene en cuenta. Si usted es como yo, un día está muy emocionado/a por este nuevo hábito, y una semana después… eh, ¿cuál meta? Los recordatorios visuales pueden ayudarle a tener presente su meta y seguir practicando el nuevo comportamiento de manera consistente.

  • Escriba su meta y pégalo alrededor de la casa, o en cualquier lugar donde le pueda dar el impulso que necesite para persistir. El convertir su práctica en un juego o un desafío amigable consigo mismo, o aún mejor, con un amigo o amiga, puede ser la clave de su triunfo.
  • ¡No rompa la cadena! Coloque en un lugar visible un calendario (o un simple cuadro), y cada día que cumple el nuevo hábito, tache un día o un cuadrado. Luego enfóquese en “no romper la cadena de días” que ha tachado. Si se le hace difícil recordar si haya tomado sus medicamentos o vitaminas, en cuanto los toma tache el día en su calendario o cuadro como recordatorio visual que le ayudará a convertirlo en un hábito.
  • Use objetos pequeños para representar un aspecto del nuevo hábito que quiere hacer más durante el día. Quizás pasa la mayoría del día sentado/a y quiere motivarse para levantarse y caminar cada hora. Intente usar sujetapapeles para representar cada vez que quiere hacer el nuevo comportamiento. Ponga 8 sujetapapeles en un plato, y cada vez que se levanta para caminar puede poner un sujetapapeles en el otro plato. Esto le servirá tanto de recordatorio visual de su meta como de motivación, porque ha establecido un desafío para sí mismo/a.

Espero que una de estas ideas le haya motivado a desarrollar un nuevo hábito o iniciar una nueva meta. Cambiar los hábitos puede ser bastante difícil. Sin embargo, sea amable consigo mismo/a, sea su propio entrenador, y enfóquese en el proceso y los pequeños avances en el camino. Aunque tome tiempo, ¡usted es suficientemente fuerte para lograrlo! ¡Sí se puede!

 

 

Inspirado por:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3764505/

https://jamesclear.com/goals-systems

https://www.bakadesuyo.com/2014/08/how-to-stop-being-lazy/

 

Livia Carpenter
Livia Carpenter is the Clinical Supervisor for KITS. She has been with the organization since 2008. Livia has a passion for working with kids from high risk backgrounds, which began when working with foster children prior to coming to OSLC. When she is not inspiring those she works with, she reads, tries new recipes, makes art, and really enjoys a good, whole-hearted belly laugh.

0 Comments

Leave a reply