De regreso a la escuela y ¡la estamos pasando bien!

De regreso a la escuela y ¡la estamos pasando bien!

El inicio del nuevo año escolar es un momento emocionante y ajetreado para los niños y sus familias. Para algunos niños del kindergarten, asistir la escuela puede ser una experiencia totalmente nueva. Pero incluso los niños de 1ro a 12no grados están conociendo nuevos maestros, nuevas reglas, y nuevas expectativas. Aprender todas estas cosas durante el primer mes de la escuela puede ser abrumador. (Imagine como sería si usted tuviera que cambiar de trabajo cada año.) ¡Entonces es un buen momento para que los padres saquen su caja de herramientas con las habilidades que necesitan los niños para florecer! Cuando los niños tienen hambre, cuando están cansados, o se sienten ansiosos, usted puede disminuir su nivel de estrés. Aquí presentamos seis habilidades que les ayudarán a tener un año escolar exitoso.

  • Asegure que su niño o niña duerme lo suficiente. Los niños de toda edad necesitan dormir lo suficiente para poder desempeñarse bien en la escuela. La falta de sueño puede llevar a problemas de la atención y el comportamiento, entre otras cosas. Averigüe aquí cuántas horas de sueño necesita su niño o niña. Una manera de asegurar que su niño o niña duerme lo suficiente es con rutinas consistentes de la hora de dormir.
  • Establezca rutinas matinales. Para tener un día productivo sin un montón de estrés, los niños deben ser capaces de levantarse y llegar a la escuela a tiempo con todo lo que necesitan (el almuerzo, la mochila, la tarea, etc.). De no haberlo hecho antes del inicio escolar, no es demasiado tarde establecer un horario ahora. Vea aquí nuestra guía para armar una rutina matinal.
  • Asegure que su niño o niña recibe comidas y refrigerios saludables. Los cerebros de los niños necesitan combustible. Y puede que necesiten combustible más a menudo que los adultos. Asegure que su niño o niña tiene la oportunidad de desayunar antes de la escuela (o en la casa, o en la escuela), tiene un buen almuerzo, come un refrigerio saludable después de la escuela, y come la cena. Las familias que necesitan ayuda con la comida pueden recibir el desayuno y el almuerzo gratis o a un precio reducido en la escuela. Las escuelas frecuentemente proveen un refrigerio a media mañana también. Averigüe en la oficina de la escuela cómo anotar a su niño o niña para recibir las comidas.
  • Prepare un “aterrizaje suave” después de la escuela. Los niños tienen mucho que hacer durante el día escolar. Están aprendiendo muchas cosas nuevas, y también esforzándose en llevarse bien con sus compañeros, maestros, y otros adultos. El cooperar, negociar, y resolver problemas exigen mucho esfuerzo. Entonces, en vez de pedirles que se vayan directo a sus tareas escolares o domésticas, establezca un horario en el cual tengan 30 minutos para descansar después de la escuela. Esto debe incluir un refrigerio saludable. También es un buen momento para conversar con su niño o niña acerca de su día y averiguar lo que está pasando en la escuela.
  • Designe un lugar para los útiles escolares. Para ayudar a sus niños a organizar todos los libros y papeles que necesitan para la escuela, puede establecer un lugar en su casa para guardar las “cosas escolares”. No tiene que ser un lugar grande. Incluso podría colocar un recipiente para cada niño al lado de la puerta principal. Lo importante es que sepan que éste es el lugar donde pueden poner sus mochilas cuando llegan de la escuela y su tarea cuando la hayan terminado de hacer para que tengan todo listo para la mañana. Los padres también pueden colocar aquí cualquier formulario que tienen que devolver a la escuela, el almuerzo de los niños, e incluso el equipo deportivo y otras cosas que necesitarán los niños para sus actividades.
  • Reconozca y premie los esfuerzos de su niño o niña. Cuesta trabajo acostumbrarse a un nuevo año escolar. Déjelo saber a su niño o niña que reconoce el duro trabajo que está haciendo. Puede ser tan simple como decirle, “Te estás empeñando bien en aprender las reglas de tu nueva clase”, o “Vi que tu maestro te puso una carita feliz en la tarea. ¡Bien hecho!” También podría planificar alguna actividad especial como dejar que su niño o niña escoja su comida preferida para la cena un día o planear una noche de película o juegos familiar el fin de semana. O podría incluir notas especiales con el almuerzo de su niño o niña para recordarle que la quiere y que ve que está trabajando bien duro.

El primer mes de la escuela requiere mucha energía. Una vez que los niños se acostumbren al ritmo escolar, todo será más fácil. Mientras tanto, ¡ayúdelos a empezar de buen pie para preparar el camino hacia un año escolar exitoso!

Katherine Pears
Dr. Katherine Pears is a senior scientist at Oregon Social Learning Center (OSLC). She earned her Ph.D in clinical psychology and has worked with OSLC since 1998. Katherine is the principal investigator and co-developer of the Kids In Transition to Schools (KITS) program. Currently, she oversees all the clinical and research activities for KITS. When she’s not in her office, you’ll find Katherine in the kitchen whipping up her latest creation or outdoors hiking a scenic trail.

0 Comments

Leave a reply