Consejos y trucos para dejar a su niño en la escuela sin dificultades

Consejos y trucos para dejar a su niño en la escuela sin dificultades

Los niños nos pueden sorprender. El niño más tímido puede lanzarse sin preocupaciones al primer día de la escuela. Una niña bulliciosa y segura de sí misma puede volverse introvertida y temerosa, aferrándose a usted como para salvarse la vida. Puede haber llanto (no solo de los niños) y puede haber berrinches… pero, no se preocupe…todo esto es completamente normal. Con toda esta emoción, lo más importante es saber que no está solo/a. Hay muchos consejos y trucos que usamos los padres de familia y educadores para ayudarlo/la a dejar a sus niños en la escuela más fácilmente. 

Conozca el procedimiento de la llegada de estudiantes de su escuela:

Algunas escuelas permiten que los papás se queden en el sitio de entrada a la escuela, pero la mayoría piden que los papás se vayan lo más pronto posible. Al igual que arrancar una curita. El escoger dejar a su niño o niña en la escuela sin demorarse no quiere decir que lo/la quiere menos o que no le importe. Está dándole la oportunidad de aprender a calmarse a sí mismo/a, ser independiente, y averiguar por sí solo/a cómo funciona la escuela. Está en buenas manos y, después de trabajar muchos años de trabajo en un preescolar, le puedo confirmar que, aunque se haya hecho el berrinche más intenso que ha visto usted, los niños están totalmente bien dentro de cinco minutos después de su partida.

Mantenga informado/a a su niño/a:

Es una buena idea hablar con su niño/a sobre cómo será el momento de entrada a la escuela. De está manera puede minimizar el choque que podría sentir al dejarlo/la. Y recuerde, el primer día quizás será más fácil que el segundo o tercero. Algunos niños no entienden completamente el concepto de la escuela y pueden tener más dificultades una vez que se hayan dado cuenta de cómo es y de que tienen que ir todos los días. No se desanime…esta etapa pasará y muy pronto estará felizmente brincando hacia su salón.

Recuerde a su niño/a que usted estará a solo una llamada de distancia:

Dígale a su niño/a que el personal de la escuela tiene su número de teléfono y que pueden llamar de ser necesario. Ésta es una manera rápida y fácil de asegurar a su niño/a que, aunque no esté físicamente con él o ella, la escuela siempre puede llamarlo/la.

Dele un objeto especial:

Si la escuela lo permite, puede darle a su niño/a un objeto especial para tener consigo. Una de las cosas más lindas que he visto fue la foto del abuelo de un niño que dejaba en su cubby para los momentos cuando se sentía angustiado. Se sentaba tranquilamente en el área de lectura del salón y miraba la foto para consolarse. Sin embargo, algunos salones no permiten que los niños tengan objetos especiales. En tales casos, puede tener el objeto en la casa esperándolos. Esconda el objeto en lugares distintos cada día para que sea más como un juego. Acuérdate, ¡Elio Elefante está esperándote en la casa! Me pregunto dónde estará escondiéndose hoy.

Establezca una rutina agradable para recoger a su niña o niño:

Averigüe lo que su niño o niña estará haciendo justo antes de recogerlo/la. Por ejemplo, después de que comas el postre ¡tu papá estará allí para recogerte! Esto les da una idea de cuándo llegará porque la mayoría de los niños al entrar en la escuela todavía no saben cómo decir la hora. No se olvide de decirle que algunos días puede llegar un poco más tarde debido al tráfico o reuniones en el trabajo, o citas con el doctor, etc. pero que siempre estará allí tan pronto como pueda. Siempre puede llamar a la escuela para informarlos si va a llegar tarde para recoger a su niña o niño y ellos no tendrán ningún problema en pasarle el mensaje.

Comparta libros con su niño o niña sobre el comienzo escolar:

Los libros son herramientas excelentes para demostrar a su niña o niño cómo podría ser la escuela. Uno de mis preferidos es “Franklin va a la escuela”. Es un cuento lindo sobre una tortuga que se siente nervioso por el comienzo de la escuela y al final termina disfrutando mucho de su experiencia. Establezca una rutina de compartir libros como éste antes de acostarse y converse con él o ella sobre la escuela. Pregúntele lo que le gustaría hacer en la escuela. Cuéntele lo que a usted más le gustaba a su edad. ¡Esta es su oportunidad de animarlos sobre la escuela!

Usted conoce mejor que nadie a su niño o niña y debe tener confianza de poder manejar cualquier dificultad que pueda suceder cuando lo/la deja en la escuela. Cada niño es único y lo que podría funcionar con uno quizás no funcionará con otro. Así que intente varios trucos distintos para encontrar lo que funcione para su niño. Sea positivo/a, no se de por vencido/a, y por favor, no le permite ver si a usted se le llene los ojos de lágrimas ?

Alex Prock
Alex is a KITS teacher who also teaches Montessori during the school year.

0 Comments

Leave a reply