Concluya el año 2018 con gratitud

Concluya el año 2018 con gratitud

Al acercarse el Año Nuevo nos bombardean entradas de blog sobre las resoluciones y cómo establecer metas para el futuro. Muchas personas nos damos cuenta de lo largo que hemos desviado de las altas expectativas que nos propusimos el año pasado. Puede que esté totalmente listo/a para seguir adelante y olvidarse del 2018, u quizás odia la idea de las resoluciones del año nuevo en general, o tal vez se siente amargo/a debido a todas las metas que se ha propuesto sin darles su debido seguimiento. Si le gustan o no las resoluciones, a veces, en la prisa por iniciar algo nuevo, se nos pasa por alto la importancia de las buenas conclusiones. Tener metas, o lograrlas, es maravilloso, pero a veces nos dejamos atrapar en la idea de que o la meta se logró o la meta fracasó. Se nos olvida apreciar el proceso.

En vez de pasar todo su tiempo con la mirada hacia el futuro, pensando en todas las metas que va a abordar el primero de enero, tome algún tiempo para reflexionar sobre el año pasado con gratitud por lo mucho que ha avanzado. La mejor manera de seguir desarrollando su crecimiento personal y su motivación, es la de apreciar y aprender de sus experiencias, tanto las que salieron bien como las que quisiera enterrar para siempre. Más que nada si está trabajando en eso con niños pequeños y quiere aumentar su resiliencia y su habilidad de ver las cosas de una manera positiva. Para ayudar con eso, practique pensar de otra manera sobre las experiencias que normalmente consideraría como fracasos. En realidad pueden considerarse como:

  • Oportunidades de aprender lo que podría hacer diferente la próxima vez,
  • Los primeros pasos para alcanzar una meta
  • Algo que le otorga más información sobre su estrategia.

Antes de planificar sus metas y resoluciones para el 2019, reflexione sobre sus experiencias y lo que aprendió durante el 2018. A continuación tenemos algunas preguntas que puede hacerse para iniciar su conclusión del 2018 con gratitud y una actitud de resiliencia.

  • ¿Qué logró en el año pasado que le hace sentir orgulloso/a? Quizás no logró todas sus metas, pero en vez de enfocarse en lo que no hizo, trate de pensar en pasos que tomó hacía sus metas que le están conduciendo en la dirección correcta. Tal vez se sentó por fin a echar una mirada a sus finanzas para saber en qué gasta y cuánto, aunque no logró hacer un presupuesto o dar seguimiento al asunto.
  • ¿Cuáles experiencias aprecia del año pasado? ¿Priorizó pasar tiempo con su familia o seres queridos más de lo que había hecho en los años anteriores? ¿Empujó su zona de confort al participar en el equipo de softball de su trabajo, solamente para demostrar a sí mismo/a que sí podía?
  • ¿Cuál fue el mayor desafío, o temor, que enfrentó el año pasado? Quizás aceptó hacer una gran presentación. Quizás no le salió tan bien como quería. Pero, ¡guau!, debe sentirse muy orgulloso/a de haberlo intentado. Hoy usted es más fuerte por ello.
  • ¿Quién le ayudó en el año pasado? Quizás un maestro o mentor le dio un cumplido que realmente le motivó a seguir adelante cuando las cosas se pusieron difíciles. O un amigo le ayudó cuando realmente lo necesitó.
  • ¿Qué ha aprendido sobre sí mismo/a durante el año pasado? Tal vez aprendió algo nuevo sobre sí mismo/a, sus metas, o sus prioridades, o quizás el año pasado simplemente reforzó la persona que ya sabía ser.
  • Enfóquese en los momentos positivos. Es muy fácil enfocarse en y analizar las cosas que no salieron bien y los fracasos. Pero ¿qué sucede cuando analizamos lo que sí funcionó y salió bien? ¿Cómo logró tal cosa? ¿Qué le ayudó a triunfar en esas áreas? ¿Cómo puede aplicar lo que aprendió sobre los triunfos para crear más cosas buenas en el año que viene? En vez de tratar de prevenir que suceda lo malo, trate de aumentar su colección de pequeñas experiencias positivas.

Para muchos de nosotros, el Año Nuevo nos trae esperanza, posibilidad, y renovación. ¿Por qué no tomemos este perspectivo y aplicarlo durante todo el año 2019? Aquí hay algunas ideas para tradiciones nuevas que mantienen el espíritu del Año Nuevo durante todo el año.

  • Celebrar un Año Nuevo trimestralmente: Me encanta la emoción y empujón de motivación que me dan las resoluciones del Año Nuevo. El año pasado de repente pensé, ¡¿por qué no recrear este sentimiento por mí mismo más a menudo?! Así que el año pasado adopté la práctica de sentarme cada 3 meses para reflexionar sobre lo que logré durante el trimestre anterior, y lo que quiero seguir desarrollando en los próximos 3 meses. Y este es el primer año que logré mantener la motivación de seguir con mis metas durante todo el año. Además, es muy divertido tener una celebración mini de sí mismo/a y sus seres queridos cada 3 meses.
  • El frasco de gratitud: El frasco de gratitud es otra manera de motivarse a practicar la gratitud consigo mismo/a o con su familia durante el año. Al final de cada mes (o incluso cada día, si realmente tiene ganas), escriba algo por lo cual se siente agradecido/a y póngalo en el frasco. Podría iniciar una nueva tradición al revisitar estos momentos de agradecimiento cada Año Nuevo, leyendo todas las notas que ha escrito durante el año anterior. O, si eso le parece demasiado tedioso, podría poner una cuenta en el frasco para representar un momento cuando se sintió agradecido. Durante las fiestas de diciembre, puede hilar las cuentas para decorar su árbol o su casa como un recuerdo visual de la gratitud que ha sentido su familia durante el año pasado.

¡Nos encantaría saber de ustedes! ¿Cuáles son algunas tradiciones del Año Nuevo que le encanta a su familia? ¿No se le ocurre ninguna? ¡Manténgase conectado/a la semana que viene para más ideas!

Image: © Antonio Guillem | Dreamstime.com

Livia Carpenter
Livia Carpenter is the Co-Clinical Supervisor for KITS. She has been with the organization since 2008. Livia has a passion for working with kids from high risk backgrounds, which began when working with foster children prior to coming to OSLC. When she is not inspiring those she works with, she reads, tries new recipes, makes art, and really enjoys a good, whole-hearted belly laugh.

0 Comments

Leave a reply