¡Cómo usar la limpieza de primavera para darle un empujón a la preparación escolar!

¡Cómo usar la limpieza de primavera para darle un empujón a la preparación escolar!

¿Usted es de los que están tan ocupados con la crianza de los niños que ni siquiera tiene tiempo para hacer la limpieza de primavera? O ¿está tan ocupado/a tratando de mantener a la casa en un estado medio presentable que no tiene tiempo para actividades de aprendizaje “adicionales”?  Pues, ¡tenemos un tip para usted! Incluir a sus niños en los quehaceres domésticos cumple con ambas cosas, ¡la limpieza y el aprendizaje adicional para sus niños!

Cuando los niños participan en los quehaceres domésticos, doblando la ropa, guardando y organizando sus juguetes y su ropa, barriendo, lavando, y secando, para nombrar algunas posibilidades, están haciendo actividades que ayudan a usted y a la vez desarrollando sus propias habilidades y practicando capacidades importantes para la educación temprana. Al seguir las direcciones para la limpieza, o ayudar con los quehaceres domésticos estarán practicando habilidades de la autorregulación, tales como:

    • Tener presentes las direcciones que se les dio
    • Seguir direcciones de múltiples pasos
    • Secuenciar las direcciones para completar una tarea
    • Practicar esperar su turno si están haciendo juntos alguna tarea
    • Alternar entre tareas, dejando una serie de instrucciones y habilidades, para iniciar una nueva tarea con una nueva serie de instrucciones y habilidades necesarias

Con un poco de ayuda, también podrían practicar las habilidades tempranas de la lectura, tales como:

    • Aumentar su vocabulario. Con tan solo nombrar las cosas y las actividades al hacerlas, usted estará ayudando a aumentar el vocabulario de sus niños. En particular, las preposiciones son muy importantes para la alfabetización temprana (por ej. debajo de, detrás de, al lado de, encima de, adentro de, etc.)
    • Aprender a reconocer los sonidos iniciales de las palabras: “¿​Cuál es el primer sonido que escuchas en la palabra ssssssssecar?….¿escuchas el sonido ssssssssss al principio?”
    • Reconocer las letras e incluso la lectura temprana si están haciendo una tarea con letras, como seguir una receta, hacer las compras con una lista, etc.
    • Aprender a emparejar los sonidos iniciales de las palabras con los correspondientes nombres de las letras (“’Reciclaje’ empieza con la letra R. La R hace el sonido ‘rrrr’”)
    • Practicar dividir las palabras en sonidos separados: Pla-tos, ro-pa, de-ter-gen-te, etc.

Tanto como las habilidades tempranas de las matemáticas, tales como:

    • Contar, reconocer los números
    • Emparejar y clasificar (emparejar calcetines, clasificar cosas similares, como buscar primero todos los libros, o todos los juguetes que tienen ruedas, o todas las camisetas azules)
    • Medir para seguir las recetas, o para combinar los productos de limpieza
    • Proporciones (por ej. más que o menos que, más grande, más pequeño)

¡Y las habilidades motrices también!

    • Las habilidades motrices finas que requieren movimientos pequeños (piense en las habilidades motrices necesarias para sostener y manipular un lápiz…) como pizcar, sostener, apretar, y habilidades motrices que se usan para secar, doblar la ropa, colocar la ropa en una percha, usar una botella con atomizador, recoger las palomitas de maíz de la última vez que vieron una película, etc.
    • Las habilidades motrices gruesas (músculos grandes) como balancear sobre un taburete, ayudar a lavar el carro, pintar una pared, lavar los vidrios, excavar en el jardín, rastrillar las hojas, o meter la ropa sucia en la canasta.

Todos sabemos que sería bueno que los niños nos ayudaran con la limpieza, pero para algunos es difícil lograr que nos ayuden. ¿Qué se puede hacer para que los niños participen en la limpieza de la casa?

  1. A los niños les encanta ayudar a los adultos. Hágales sentir que ayudar es lo que hacen los niños grandes. En vez de presentar la limpieza como una tarea y obligarlos a hacerlo “porque yo te lo dije”, pida su ayuda porque la valora usted. O déjelos saber que tienen una habilidad especial que realmente ayudará a completar la tarea. En vez de esperar que los niños (sobre todo, los más pequeños) hagan solos las tareas, pase tiempo juntos completando actividades y compartiendo la satisfacción de un trabajo bien hecho.
  2. Conviértelo en un juego o un reto.
    • Use un reloj, o un sistema visual, como un cuadro, para rastrear su progreso. Hacer una carrera para ver qué tan rápido pueden hacer las cosas y tacharlas de una lista puede servir de motivación y un sentido de cumplimiento para que sigan adelante con las tareas.
    • Rete a los niños a guardar todas las cosas en categorías, para que las tareas sean más interesantes, divertidas, y también para integrar el aprendizaje. Empiece con todo lo que tenga el color rojo, o que sea más grande que un fútbol, o que empiece con el sonido ‘sssss’.
    • Incluso podría incluir algún tipo de disfraz para la limpieza, con guantes de goma y una capa. Quizás escribir con sharpie en una camiseta vieja el nombre de superhéroe de limpieza de cada miembro de la familia.
    • Incorporar una botella con atomizador, plumero, u otra “herramienta” realmente aumenta la alegría de los niños.
    • Deje que manden los niños, diciéndole qué recoger en cada cuarto. O tomen turnos siendo “jefe” de las tareas, o limpien juntos, pero dejando que su niña decida en qué orden, o a qué música escuchar.
  1. Qué sea un aprendizaje de la bondad y la cooperación. Sugiera que su niño busque cosas que le gustaría donar para que otro niño o niña las disfrute. Aproveche este momento para hablar sobre la bondad, la gratitud, y la empatía hacia los demás.
  2. Qué sea un hábito familiar. Escoja una mañana o una tarde de cada semana para limpiar juntos, poner música mientras limpian, fijar retos familiares de la limpieza, y luego tener una noche de diversión en familia: con juegos, pizza, o una noche de película.

Consejos

  • Elija con cuidado sus batallas y haga un esfuerzo para el largo plazo. Enseñar a sus niños a ayudar con la limpieza toma tiempo y paciencia. Algunas tareas van a ser más desordenadas al principio. Al tomar tiempo para reconocer las cosas que les vayan bien, usted estará motivando a su niño o niña a seguir aprendiendo las habilidades importantes que le ayudarán al largo plazo.
  • Avise a los niños de antemano cuándo va a suceder la limpieza en familia. Si de repente les pide que dejen de hacer lo que están haciendo para ayudarlo/la a limpiar, se les dificultará la transición. Cuando los niños saben de antemano lo que va a pasar, están más preparados y cambian de actividad más fácilmente. Usted es su modelo en cuanto al comportamiento y la actitud y le seguirán sus pasos. Así que si usted se angustia al pensar en realizar la limpieza y habla acerca de cuánto la odia, los niños también tomarán la misma actitud.
  • Enfoque su energía en reconocer el duro trabaja y el esfuerzo que hacen los niños. Ellos sabrán que aprecia su ayuda y su contribución y por lo tanto aumentará su motivación de seguir adelante y repetir el proceso nuevamente en el futuro.
  • Divida las tareas en partes alcanzables, según el nivel de su niño. Empiece con lo pequeño y cuando la tarea sea grande, háganla en partes. En vez de decirle a su niña que “limpie su cuarto”, podría decirle, “para empezar, pon sobre la cama todo lo que está en el piso, luego guarda esas cosas”. O dígale que empiece con una sola clase de objetos: primero los juguetes, luego los libros, luego la ropa, etc. O, en vez de “lava el carro”, divida el carro visualmente y dígale lave los paneles uno por uno, luego el maletero, luego el capó, etc.

Incluir a los niños en la limpieza y los quehaceres domésticos no siempre es fácil. Pero con un poco de esfuerzo al principio, ¡usted no será el/la único/a que beneficia de su ayuda al largo plazo!

Si tiene ideas creativas para que los niños se emocionen o se interesen por los quehaceres domésticos y la limpieza, ¡escríbanos! ¡Nos encantaría aprender de sus estrategias!

BONUS: Para que puedan recordar mejor nuestros tips, hemos hecho este infográfico útil que pueden imprimir y pegar en su refrigerador para los momentos cuando quiere combinar la preparación escolar con los quehaceres domésticos.

Text: © Kids In Transition to School 2019

Image: © Vadimgozdha | Dreamstime.com

Livia Carpenter
Livia Carpenter is the Co-Clinical Supervisor for KITS. She has been with the organization since 2008. Livia has a passion for working with kids from high risk backgrounds, which began when working with foster children prior to coming to OSLC. When she is not inspiring those she works with, she reads, tries new recipes, makes art, and really enjoys a good, whole-hearted belly laugh.

0 Comments

Leave a reply