Cómo tomar tiempo aparte cuando estamos todos adentro

Cómo tomar tiempo aparte cuando estamos todos adentro

El último mes ha traido consigo un montonazo de cambios en nuestras vidas. Estamos pasando mucho tiempo dentro de la casa con la familia. Esto trae beneficios. Y esto también es un momento posiblemente muy estresante por muchas razones. Si estamos todos en la casa juntos, y todos se sienten un poquito gruñones, ansiosos, o estresados a la vez, puede ser difícil disminuir la negatividad antes de que se vuelva abrumador y termine en gritos, o berrinches, o llantos, o todo lo anterior. Quizás se pregunta, ¿qué se puede hacer para prevenir la catástrofe?

    • Reconozca la intensificación de energía. ¿Se siente tenso/a? ¿Se encuentra apretando los dientes mientras su niño le pregunta una y otra vez sobre su trabajo escolar en línea? ¿O se encoge al escuchar a sus niños metiéndose en su millonésima disputa del día? Quizás su niña está empezando a rechinar al intentar hacer su trabajo en línea, o parece inquieta o distraída mientras le anima a enfocarse. Todas estas son señales de que la energía de la casa se está intensificando y debe estar liberada. Y puede ser un indicio que lo que está haciendo en este momento no está ayudando a eliminar esa energía.

También es super importante reconocer que algunas cosas que quizás no le hubieran molestado en el pasado pueden ser muy molestosos ahora. Estos no son tiempos normales y con todas las cosas nuevas y extrañas a las que tenemos que enfrentar, nuestra capacidad de manejar la irritación, incluso ante molestias menores, está baja. No se castigue. Reconozca sus sentimientos y busque maneras de aliviarlos.

    • Cambie de marcha. Cuando nota la intensificación de energía (en sí mismo/a o en otras personas), un cambio de actividad puede ayudar mucho a tranquilizar la situación o mejorar su estado de ánimo. Respirar profundamente, usar técnicas de visualización, cantar su canción preferida, hacer un mini baile, leer un libro, bañarse, dar un paseo—las opciones no tienen limite. Pero es aconsejable tener una lista de ideas para que no tenga que pensar en algo en pleno momento difícil. Si está ayudando a su niño/a a cambiar de marcha, puede ayudarlo/la a respirar profundamente, animarlo/la a jugar su juego preferido, o incluso, un breve momento con un programa tranquilizador en la pantalla.

La idea es dejar de hacer la actividad que está causando la intensificación de energía negativa (aun si tiene que dejar una discusión en medio) para hacer algo que le haga sentirse mejor y redireccione esa energía. Siempre puede volver a lo que estaba haciendo ya cuando no siente tanta acumulación de negatividad.

Puede ser difícil tomarse un tiempo para sí mismo/a cuando estamos todos amontonados en nuestras casas. Podría ser útil nombrar un cuarto como el “lugar para estar solo/a” durante el día. Podría ser un dormitorio, o incluso el baño. Lo importante es que los niños tengan un lugar seguro para estar solos. Cuando alguien siente que necesita tiempo a solos, puede ir a este lugar donde todos respetarán el arreglo y la necesidad de esa persona.

    • Escoja cuidadosamente sus batallas. Quizás está intentando instaurar en los niños el hábito de colocar los zapatos por debajo de la cama en la noche. Seguir esta rutina podría ayudarlos a todos a sentir que sigue habiendo una rutina durante este tiempo de incertidumbre. En cambio, podría ser que seguir esta rutina esté causando mucha frustración. Si algo está convirtiéndose en una batalla entre usted y su niño o su pareja o compañeros de casa, pregúntese qué tan importante es que se haga esta cosa en este momento. Aun cuando en tiempos normales sería un buen objetivo, hay que recordar que estos no son tiempos normales. Si no es importante en este momento, quizás puede dejarlo pasar por el momento. Siempre puede volver al asunto más tarde, cuando todos están en un lugar mejor.

Si decide que algo tiene suficiente importancia como para seguir enfocándose en ello ahora mismo, entonces asegúrese de tener una lista de ideas para ayudar a mantenerse tranquilo/a y positivo/a. También puede reducir el tamaño de la meta o dividirla en pasos más pequeños. O sea, quizás los zapatos no tienen que estar debajo de las camas, pero sí tienen que estar dentro de sus dormitorios.

    • Conéctese con otras personas. Aunque no podamos ver a algunos amigos y familiares en este momento, siguen estando allí. Pueden hacer planes para llamar, hacer Facetime, hacer un videochat, etc. Compartir los temores y frustraciones que estamos sintiendo ahora puede ayudar a que la situación sea más aguantable. O, si su hijo o hija está sintiendo la acumulación de energía negativa, ayúdele a comunicarse con un familiar o amigo (y entonces aproveche usted ese tiempo para hacer algo lindo por sí mismo/a de ser posible).

Sí empieza a sentirse abrumado/a o como si pudiera llegar a lastimarse a sí mismo/a o a otra persona, llame a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454 (español) o 1-800-273-8255 (inglés) o envíe un texto al Lína de Crísis al 741741. No hace falta que esté en crisis o que quiera suicidarse para llamar.

Estamos pasando por un momento difícil para todos que requiere que adaptemos de varias maneras. Recuerde tratarse bien a sí mismo/a y a otras personas durante este tiempo. Juntos vamos a sobrellevar esta situación, pero a veces puede ayudar tomarse un tiempito — aparte – para sí mismo/a.

Text: © Kids In Transition to School 2020

Image: © Sam Wordley | Dreamstime.com

Katherine Pears
Dr. Katherine Pears is a senior scientist at Oregon Social Learning Center (OSLC). She earned her Ph.D in clinical psychology and has worked with OSLC since 1998. Katherine is the principal investigator and co-developer of the Kids In Transition to Schools (KITS) program. Currently, she oversees all the clinical and research activities for KITS. When she’s not in her office, you’ll find Katherine in the kitchen whipping up her latest creation or outdoors hiking a scenic trail.

0 Comments

Leave a reply