Sigamos adelante en el 2018: La motivación

Sigamos adelante en el 2018: La motivación

En esta primera parte del nuevo año, muchas personas hacemos resoluciones. Si queremos elegir un estilo de vida más sana al comer mejor o hacer más ejercicio, o incorporar un hábito positivo nuevo como leer todos los días, o dejar un hábito negativo como gritar cuando estamos frustrados, casi todas las resoluciones requieren algún cambio. Y el cambio es difícil. Encontramos cierto confort en nuestros hábitos, incluso los que no nos hacen bien: por lo menos sabemos cómo hacerlos. Para el 2018 estamos iniciando una serie ocasional para explorar cómo hacer cambios y seguir adelante. Hoy vamos a comenzar con una de los factores más importantes en determinar si  vamos a hacer el cambio que resolvimos hacer: LA MOTIVACIÓN.

La motivación es nuestra determinación de alcanzar la meta, incluso cuando nos enfrentamos a cosas difíciles (como elegir no comer pastel de tres leches todas las noches para el postre). Es lo que le hace seguir adelante cuando preferías no estar corriendo un día fría y lluviosa de enero, aunque sea la única manera de alcanzar su meta de hacer ejercicio 3 veces por semana. Y la motivación es lo que nos ayuda a superar el momento durante el proceso cuando el cambio ya no es divertido para nada. Si podemos superar ese momento, aumentamos la posibilidad de poder hacer los cambios deseados.

Entonces, ¿cómo nos mantenemos motivados? Según los expertos, hay un par de cosas que se pueden hacer:

Asegúrese que sea algo que realmente quiere hacer o que el resultado es algo que realmente quiere.  Si no se siente comprometido al cambio que quiere hacer, es poco probable que lo logre. Puede ser que el cambio en sí, por ejemplo, “no comer azúcar” no es algo que quiere hacer, pero si el resultado, por ejemplo, “ser más sano para disminuir la probabilidad de desarrollar problemas de salud” es algo que le importa mucho, es probable que se mantenga motivado. Así que es importante considerar el cambio antes de comprometerse a hacerlo. Hay varias maneras de hacer esto. Algunos ejemplos son los “tres D (dirección, decisión, y dedicación)”, o “fomentar un mejor sentido de auto-conciencia, pero hay muchos más y debería escoger la técnica que mejor funcione para usted (vínculos en inglés-considere usar el traductor de google si usted no lee en inglés).

Sea positivo sobre su habilidad de cambiar. Si se siente mal o negativo sobre alguna cosa, como su posibilidad de cambiar, usted se interpondrá en lograr su propia meta.  Debe ser optimista sobre su posibilidad de triunfar. No quiere decir que no sea realista, como creeré que puede correr todo un maratón porque corrió por 30 minutos. Pero puede SENTIR que podría correr un maratón porque se siente tan positivo sobre sus logros.

Celebre sus éxitos. Esto es muy importante. No va a lograr un cambio total y permanente en un día, pero puede tomar el primer paso. Y si no se celebre ese primer paso, puede ser que esperes muuuuucho tiempo e incluso se rinda antes de llegar al último gran paso. Entonces, prémiese durante todo el proceso. Si tomó una respiración profunda, se puso a la altura de su niño, y repitió su dirección antes de gritar cuando su niño no respondió inmediatamente la primera vez, dígale a sí mismo, “¡Qué bueno que hice al ser paciente con mi niño!” Después de hacerlo cinco días seguidas, programe un almuerzo especial con un amigo. El cambio es difícil, y si no nos premiamos por las cosas difíciles que hacemos, no seguiremos el proceso. Los premios nos mantienen motivados y positivos.

Rinda cuentas.  Cuente a los demás lo que está haciendo. Si hace públicas sus planes para que la gente le pregunte cómo va, estará más motivado para seguirlas. Y pida a sus amigos que sean animadores, no personas fastidiosas. Deje que le ayuden a celebrar sus triunfos y pídales que le apoyen con frases como, “Sé que puedes hacer esto” o “Vas a poder la próxima vez”, cuando no le va bien.

El cambio es difícil, pero es posible cuando tiene la motivación de hacerlo. No es la única herramienta que se necesita, pero ciertamente aumenta la probabilidad que podrás lograr el cambio. Así que, ¡inicie su recorrido al tomar una decisión que realmente le importa, mantenerse positivo, y establecer un sistema para premiarse durante el proceso!

Image: © MarieMaerz| Dreamstime.com

Katherine Pears

Dr. Katherine Pears is a senior scientist at Oregon Social Learning Center (OSLC). She earned her Ph.D in clinical psychology and has worked with OSLC since 1998. Katherine is the principal investigator and co-developer of the Kids In Transition to Schools (KITS) program. Currently, she oversees all the clinical and research activities for KITS. When she’s not in her office, you’ll find Katherine in the kitchen whipping up her latest creation or outdoors hiking a scenic trail.

0 Comments

Leave a reply