¿Qué es la Preparación para el Kinder?

La Basa para el Éxito Académico

La preparación para la escuela es importante no solamente para lo académico, sino también para las habilidades sociales y comportamientos positivos en la escuela.

Los niños que empiezan la escuela con una buena base para la lectura, tienen más probabilidad de poder leer para el tercer grado. Esta base básica incluye: el conocimiento fonológico (la rima), el conocimiento de los sonidos de las letras, la identificación de las letras, y la comprensión de los conceptos sobre la letra impresa (p. ej., que leemos de izquierda a derecha, dónde empezamos a leer). Habilidades básicas para la matemática incluyen reconocer y nombrar los números, contar en secuencia, hacer comparaciones y poner en orden en base a tamaño, figura, color, número y reconocimiento de las figuras. Los niños que tienen habilidades de la matemática temprana más elevadas tienen más probabilidad de llevar a cabo matemáticas más complejas en el tercer grado.

La preparación escolar afecta…

Es más que ABC y 123...

Niños y Familias

La preparación para la escuela es importante para el futuro éxito del niño tanto al corto plazo como al largo plazo. Los niños que empiezan la escuela con las habilidades académicas, sociales y de auto regulación que necesitan para estar listos para aprender tienen más éxito académico y se llevan mejor con los demás niños a través de los años escolares.

Para los niños que no están listos para la escuela es posible que sean más probables de tener bajo rendimiento académico, de repetir un grado y de requerir los servicios de educación especial. Y también es posible que sus padres se involucren menos en la escuela.

Cuando sean grandes, los niños mejor preparados para la escuela avanzan más en su educación y tienen mejores trabajos, ingresos y salud física. También tienen menos probabilidad que los niños con bajo preparación para la escuela de involucrarse en el uso de sustancias y delitos y de ser padres a una edad temprana.

Escuelas

Cuando los niños llegan a la escuela listos para aprender, los otros estudiantes y los maestros benefician. Todos los niños en un salón tienden a aprender más si, en el promedio, los niños tienen un nivel de habilidades más elevada. Por el otro lado, los niños en salones con estudiantes que tienen menos habilidades o que interrumpen la clase, podrían desempeñarse peor. Los maestros pueden dar más atención a todos los estudiantes si no tienen que pararse para corregir a los estudiantes con bajo nivel de preparación para la escuela. También se sienten mejor en cuanto a su trabajo, lo cual puede hacer que su enseñanza sea más efectiva.

Comunidades

Mejor preparación para la escuela en los niños puede afectar positivamente a la comunidad y la sociedad. Dado que los niños con un mayor nivel de preparación para la escuela tienden a lograr más en cuanto a lo académico, pueden contribuir a la fuerza laboral altamente calificada en su comunidad, posiblemente atrayendo otros negocios a la zona, lo cual proveería más trabajos para todos. Además, como los niños que tuvieron mejor preparación para la escuela son menos probables de estar involucrados en delitos y tener mejor salud física y mental cuando sean adultos, es posible que se necesite menos dinero para los programas de justicia criminal y bienestar social. Como hay menos pérdidas materiales y dolor y sufrimiento cuando se reducen las tazas de uso de sustancias y crimen, un alto nivel de preparación para la escuela puede mejorar la calidad de vida para todos los individuos en una comunidad.

Auto-regulación

Para que los niños estén listos para aprender, es necesario que puedan enfocar su atención, persistir aun cuando la tarea sea difícil y controlar su comportamiento y emociones. Estas destrezas son parte de lo que es la auto-regulación. Si los niños no pueden hacer estas cosas, es posible que no puedan escuchar al maestro, a seguir instrucciones y llevarse bien con otros niños y adultos. De grande, los niños con mejor auto-regulación tienen mejores niveles de salud, riqueza y menos uso de sustancias.

Habilidades Pro-sociales

Los niños que se llevan bien con sus compañeros y los adultos tienden a desempeñarse mejor que los niños que no se llevan bien con otros. En la escuela, estos niños se adaptan mejor, se meten en problemas con menos frecuencia y son menos agresivos con sus compañeros. En la edad adulta, los niños que tuvieron mejores habilidades pro-sociales en el kindergarten son más probables de graduarse de la preparatoria y de la universidad, más probables de ser empleados a tiempo completo y menos probables de ser arrestados.

Participación de los Padres

Los padres verdaderamente son los primeros educadores de sus niños. La frecuencia con que los padres hacen actividades que promuevan el aprendizaje temprano, tales como leer y contar con sus hijos antes del comienzo de la escuela, puede predecir el desempeño académico de los niños. Los padres también pueden ayudarles a sus hijos a mejorar su auto-regulación. Además, un alto nivel de participación de los padres en las actividades escolares de sus niños una vez que haya empezado la escuela, como la ayuda con la tarea, puede predecir mejor desempeño académico para el niño.