Consejos para Ayudar a los Niños a Sentir Menos Ansiosos Sobre el Comienzo de la Escuela

Consejos para Ayudar a los Niños a Sentir Menos Ansiosos Sobre el Comienzo de la Escuela

La escuela empieza esta semana aquí en Oregon y esto quiere decir que un nuevo grupo de niños pequeños estarán pasando por primera vez por la puerta de “la escuela grande”. Esto puede causar algo de ansiedad, sobre todo si es su primera vez en un ambiente escolar. El llanto y los berrinches pueden ocasionar un comienzo turbulento al año escolar. Aquí hay unos consejos para ayudar a que la transición transcurra fácilmente:

 Empiece a hablar acerca del primer día de la escuela y lo que los niños pueden esperar antes del comienzo de la escuela. A los niños (y a los adultos también) les va mejor cuando saben lo que va a pasar y lo que tienen que hacer. Así que, hable sobre lo que probablemente va a pasar en el primer día de la escuela. Puede ser algo así “Tu y yo vamos a caminar a tu nuevo salón, y conoceremos a tu maestra, la Señora Brown. Luego pondrás tu mochila en tu cubby y te encontraremos una silla en una de las mesas. ¡Será divertido averiguar dónde te vas a sentar!” Muchas escuelas tienen una Casa Abierta especialmente para niños que van a entrar en el kindergarten antes del primer día de la escuela, para que puedan conocer sus nuevos salones y familiarizarse con la escuela. Esto puede ser un buen momento para echar una mirada y notar detalles sobre las cuales pueden hablar más tarde. “¿Te acuerdas cuando visitamos tu nueva clase? Me gustaron los pajaritos que la Sra. Brown puso en su puerta. ¿Cuál te gustó más? Esto le dejará saber a su niño que usted sabe de lo que está haciendo durante el día. También puede ayudarlo a iniciar una conversación en otro momento acerca de lo que su niño hizo en la escuela.

Lea libros acerca de la escuela. Hay muchos libros fantásticos sobre el comienzo de la escuela y lo que sucede en la escuela.  Aquí hay una lista de libros acerca del tema y otros cuentos gratis. Leer sobre la escuela le ayudará a su niña a entender qué esperar durante el día escolar y a saber que no está solita. Muchos otros niños van a la escuela (y a veces se preocupan por el comienzo de la escuela) y les va bien. También hay libros acerca de qué hacer cuando extrañan a los papás, como “The Kissing Hand” by Audrey Penn.

Establecer una rutina de adiós. Quizás tienen un abrazo especial o un señal que da a su niña cuando se va, tal vez un dedo arriba. Este comienzo regular de su día puede ayudarla a sentirse lista para separarse de usted. Para niños que se ponen muy ansiosos al separarse de los padres, se les puede dar alguna cosita pequeña que pueden tener en su bolsillo o ponerse. Una madre le dio a su hijo uno de sus anillos para tener consigo en el bolsillo. Solo asegúrese de que lo que se le da a su niño no sea algo que no debe perder ni tampoco algo que puede causar una distracción para él o para sus compañeros. También pueden tener rutinas para la vuelta a la casa para que su niño pueda esperar algo lindo al final del día escolar. Por ejemplo, podrían tener un saludo de la mano especial que se da cuando se baja del bus.

Asegúrese de que su niño puede abrir su mochila, caja de comida, y otros contenedores. Esto puede parecer chistoso, pero su niño podría ser uno de muchos niños en una cafetería y si no puede abrir la cajita de su sándwich, es posible que no tenga la oportunidad de comer. Pueden practicar abrir las cosas en la casa. Si es muy difícil para su niño, considere conseguir otros contenedores si puede.

Empezar a ir a la escuela es una transición importante. También puede ser muy emocionante cuando los niños hacen amistades, aprenden habilidades, y se vuelven más independientes. Sea positivo sobre los cambios cuando habla con su hija, aun cuando está preocupada. ¡Muy pronto su niño se transformará en un “profesional” en la escuela!

Image: © Rmarmion | Dreamstime.com

Katherine Pears
Dr. Katherine Pears is a senior scientist at Oregon Social Learning Center (OSLC). She earned her Ph.D in clinical psychology and has worked with OSLC since 1998. Katherine is the principal investigator and co-developer of the Kids In Transition to Schools (KITS) program. Currently, she oversees all the clinical and research activities for KITS. When she’s not in her office, you’ll find Katherine in the kitchen whipping up her latest creation or outdoors hiking a scenic trail.

0 Comments

Leave a reply